gr 231 2ª Etapa - AVENTURA MEDITERRANEA SENDERISTA

Senderista
Pasión por la montaña
Aventura  Mediterránea
Vaya al Contenido

Menu Principal:

gr 231 2ª Etapa

MESA DE CARTAS > RUTAS MONTAÑA

2ª etapa de Bejis  a  Albentosa
2-12-2011

 Bejis  7,55 de la mañana,  temperatura 4 grados positivos, el cielo esta encapotado, salimos del tren Pita buscando las marcas del GR, dejamos la localidad por su  parte Oeste,  salimos a la carretera asfaltada,  pronto se dejara ver el acueducto  junto a la confluencia de las carreteras de Artesa y la fuente de los cloticos.  El acueducto es el monumento más importante de la ciudad,  cuenta con  cinco arcos sobre seis pilares de poderoso sillar,  se presenta ante nosotros solemnemente y majestuoso, como testigo del paso del tiempo,  monumento de origen romano y reformado en la época musulmana, fue declarado Monumento Nacional en 1983, su longitud actual es de 80 metros aproximadamente.

Llegamos a la confluencia entre las dos carreteras,  dejamos la carretera que va a Artesa a nuestra izquierda y continuamos andando por la carretera que va a la fuente de los cloticos,  también se la conoce por el nombre de camino de la umbría.  


A nuestra derecha se abre un bonito paisaje de masías y pinares,  el río Palancia hace acto de presencia  y nos acompañara hasta la aldea del Molinar, nos cruzamos con  algunos camiones de gran tonelaje que se dirigen  a la planta embotelladora de los cloticos, a las 8,43 llevamos recorridos unos tres kilómetros y medio cuando llegamos  a la famosa planta  embotelladora de agua de los Cloticos de Bejis.

Andamos por el camino de la solana del molinar, llegamos a la zona recreativa,  que dejamos a nuestra derecha, por lo que nos desviamos por el camino de la izquierda, más adelante vemos  el poste indicándonos las casas del Molinar acto seguido cartel  del Camping los cloticos, a partir de aquí la pista deja de ser asfaltada y se convierte en pista de tierra,  ya vemos el poste indicador, El Toro 8,2  kilómetros,  nos desviamos para entrar al Molinar, aldea muy bien conservada donde parece que hay alguna casa rural, no obstante damos una vuelta por su calle principal hacemos  alguna que otra foto y continuamos nuestro camino hasta el próximo objetivo.

El Toro, cruzamos un puente sobre el río Palancia que sigue su curso hacia la izquierda, nosotros continuamos por la pista de tierra,  vamos ganando altura lo que significa que vamos subiendo y nuestras piernas van acusando los kilómetros, llegamos  a una altura de 1.060 metros sobre el nivel del mar, desde esta altura comienza  un ligero descenso para situarnos en los 980 metros, como referencia pasamos  por el corral del estanquero que dejamos a nuestra derecha, andamos por el altiplano de barracas o los llanos de Barracas, dejamos el  camino de la solana del Molinar, cogemos  una pista de tierra y conectamos con el cordel del pozo del espino, una vereda,  a poco más de un kilómetro nos desviaremos a la izquierda, la vereda continua de frente, cruzaremos la vereda de la peña del clavo y a poco menos de un kilómetro conectamos  con la colada de la hoya Maza que nos lleva a la entrada de la Localidad del Toro, entramos  por su parte sur, no obstante todo el trayecto está bien señalizado y bien descrito en el Trak. Si se decide hacer esta ruta aconsejo planificarla sobre mapa o GPS,  


EL TORO. Pertenece a la provincia de Castellón a una altitud entre mil  y mil veinte metros sobre el nivel del mar es el pueblo más frio de la comunidad Valenciana,  ultimo pueblo de la provincia de Castellón limita con las tierras Turolenses.

     Las primeras referencias sobre sus orígenes nos remiten a  los asentamientos iberos, 250 años antes de Cristo, dichos asentamientos se localizaron en la peña de las Majadas.  

      Posteriormente siguió un proceso de romanización, más tarde pasaría a manos Musulmanas, posteriormente en 1260 el Rey Jaime I  otorgo privilegios entre otras a la población del Toro.

     Buscamos la calle mayor para ver el Ayuntamiento que se encuentra en un edificio construido en 1570, más adelante vemos un bar donde decidimos almorzar ya son las 10,46, pedimos un plato suculento compuesto por  huevo frito, chorizo morcilla longaniza, setas y patatas.

Una hora tardamos en dar buena cuenta del suculento almuerzo, a la 11,45  con las pilas totalmente cargadas reanudamos la marcha, localizamos  las marcas rojas y blancas que nos meten  nuevamente al GR, salimos por la parte noroeste de la ciudad, buscamos el camino  denominado del Toro entre ramblas y una maraña de pistas, en todo momento el GR predomina  sobre los otros caminos que nos  van saliendo  al paso,  ha empezado a llover, nos ponemos el chubasquero,  nos abrigamos pues hace bastante frio, no es un mito lo del pueblo más frio de la comunidad Valenciana,  llegamos a un cruce de cuatro caminos donde  termina el camino del toro,  hay un poste indicador que nos lleva a la aldea del cepo 1,4 kilómetros a nuestra derecha en el sentido de la marcha, dirección contraria  a la izquierda, Alcotas a 4 Kilómetros, y de frente el Paul,  si llevamos brújula la dirección son 9º norte. A 700 metros de distancia a partir del poste indicador, cruzamos el barranco del la Hoya de Badenes y a una distancia de 350 confluimos con el camino del Paul que debemos tomarlo por nuestra izquierda según el sentido de la marcha, ya estamos a 1.095 metros de altura, son las 14 horas, una ligera llovizna nos acompaña desde la salida del Toro, pero como buenos caminantes no dejamos que afecte a nuestra marcha. Poco a poco vamos ganando altura y a poco menos de dos kilómetros entramos en la aldea del Paul,  aldea aparentemente abandonada, aunque veo dos  coches en la puerta de una casa que parece bien conservada, también observo que hay una antena de televisión,  pasamos entre   sus casa  casi todas en ruinas para llegar a la calle mayor, según indican unos azulejos con este nombre, a su lado y en una pared de otra casa otros azulejos indican el nombre  del Pau, justo delante a pocos metros otra casa bien conservada la pared de la entrada hay un azulejo  con la siguiente inscripción:

     El horno del Paul se construyó en el año 1947, en el lugar que ocupa el Trinquete, que se derrumbó, y aprovechando la pared Norte, la del cierzo, que quedó en pie. Se hizo a jornal de villa y con piedra de rodeno.
     Coció pan por última vez la familia Carmen Blasco Bertolin, Celestino Pérez Fonfria y Joaquín. En diciembre de 1972.
Los veranos de 2004 y 2005 fueron restaurados por la Asociación de Vecinos volviendo a cocer pan el 25 de agosto de 2005.

SI ALGÚN DÍA SE VUELVE A COCER PAN ME GUSTARÍA QUE  ME AVISARAN PARA ESTAR PRESENTE Y PODER ECHAR UNA MANO EN LA ELABORACIÓN DE LA MASA Y POSTERIOR COCCIÓN,  PUES ALGUNA EXPERIENCIA TENGO SOBRE LA CUESTIÓN.
Dejamos atrás la peculiar aldea del Paul, hoy guardo un buen recuerdo de mi paso por la Aldea del PAUL.

 14,32 horas, salimos de la aldea por un camino de tierra dirección 270º de la brújula,  dejando a nuestra derecha unos muros de piedra que en su día sirvieron  para la guarda de ganado. La lluvia y el viento empiezan a arreciar y se vuelven molestos. A 700 metros enlazamos con una carretera asfaltada que debemos seguir a nuestra derecha, Te-V-6005, a medio quilómetro de distancia, vemos un poste indicador,  Manzanera  2,40 km., dejamos la carretera asfaltada  siguiendo la dirección de Manzanera, para introducirnos en un sendero bien definido, sendero de GR, este sendero nos lleva al barranco de Tonino, que en esta ocasión no tenemos ningún problema en cruzar, pero es posible que en algún momento  pueda llevar agua y tendríamos que seguir por la carretera,  en el

sendero vemos las marcas del GR bien definidas, seguimos por dentro del barranco unos 500 metros, volvemos a ver las señales del GR  que nos desvían a la izquierda, el barranco continua por nuestra derecha, andamos unos 200 metros y volvemos a la Te-V-6005 que cruzamos ya vemos la localidad de Manzanera, a la 15,15 entramos en la población.

Al igual que en el Toro, en Manzanera también se encontraron vestigios Iberos, luego fue un asentamiento romano, en la edad media fue musulmana, se dice que la zona de manzanera fue repoblada por musulmanes Beréberes, originarios del Norte del Atlas, el nombre de Javalambre, Alcotas, Albentosa etc. Proceden de orígenes arábigos,  javalambre procede de Javal-Ambr  en castellano significa montaña roja, el pueblo fue reconquistado en 1202 por Pedro II de Aragón. Posteriormente Manzanera llego a albergar en 1810 la Junta Superior de Aragón y Castilla, entre sus murallas albergo gran actividad en las guerras Carlistas, en la guerra civil también fue plaza de gran movimiento tanto para un ejército como para otro.
      Una vez finalizada la guerra civil Manzanera fue un importante enclave de los maquis. Desde la localidad parten varias rutas de senderistas. En la actualidad Manzanera destaca entre otras cosas por sus balnearios, situado a poco más de un kilómetro, de los cerezos.  

     El  viento y la lluvia arrecian y dificultan nuestra marcha, por lo que decido tener una charla con los compañeros para tomar uno de los siguientes acuerdos:

1º Nos quemados a dormir en Manzanera, que es donde oficialmente finaliza esta  etapa.
2ª Continuamos hasta la  localidad de Albentosa que está  a  una distancia de 10 Kilómetros,  calculando tiempo y velocidad y teniendo en cuenta las condiciones climatológicas podemos llegar sobre las 18 horas, para luego desplazarnos unos 3,5 kilómetros ya que  en Albentosa no hay sitio para dormir. Por unanimidad decidimos continuar la marcha hasta Albentosa. (La etapa normal debe finalizar en Manzanera.).

Continuamos nuestro camino, sin cruzar el puente que entra a la Localidad, nos desviamos a la derecha, en este punto, todo caminante debe tener mucho cuidado pues el GR no está bien señalizado o nosotros no lo vimos.

Hay que poner en marcha la  intuición de montañero, como cabeza de grupo decido seguir  la carreta asfaltada pasando por las puertas de varios chalets que dejamos a nuestra derecha,  el río Manzanera queda a nuestra  izquierda, que nos acompaña durante un  buen trayecto del camino, al final de esta urbanización volvemos a encontrar las marcas del GR  que nos introducen por una pista de tierra, convertida en un barrizal.

Vamos a buen paso pues estamos perdiendo altura, la lluvia sigue su curso calandonos hasta los huesos, todos estamos pensando lo mismo aunque nadie lo manifiesta ( será una buena decisión la que hemos tomado, o hubiera sido mejor quedarnos en Manzanera) la lluvia arrecia y el sol pronto dejara de iluminar,   a lo lejos veo a dos personas con un paraguas que se dirigen hacia nosotros, cuando están a mi altura les pregunto si Albentosa queda lejos, me dicen a unos seis kilómetros, continuamos la marcha y nos encontramos con la desagradable sorpresa de que tenemos que cruzar el río, es bastante profundo,  buscamos el mejor sitio para  vadearlo y  utilizamos un tronco como pasarela, en definitiva  no nos mojamos mucho los pies, aunque ya están bastante mojados.

     Continuamos  nuestro camino y el Río Manzanera se convierte en el Río Albentosa, ya nos falta menos, todavía tenemos que cruzar el río en un par de  ocasiones más en una de ellas tenemos que descalzarnos, en otra tiramos piedras fabricándonos un paso de fortuna, finalmente vemos la población de Albentosa,   ubicada en lo alto de la montaña, nos queda un buen desnivel para poder llegar a ella,  población de mucha actividad histórica, tanto en episodios de la guerra civil española, como los vestigios  de su castillo
Albentosa alberga algunas rutas senderistas interesantes y parece que el Ayuntamiento está dispuesto a promocionarlas, en esta ocasión no tenemos tiempo ni la climatología acompaña, para visitar la Localidad, los tres senderistas, nos comprometemos a volver a Albentosa.

a

La tarde va avanzando y el ocaso esta próximo, nos quedan unos 20 minutos de luz, por las calles de Albentosa no vemos ni un alma, por lo que Paco  se decide a llamar a  la puerta de una   casa, un hombre atiende su llamada abriéndole la puerta, Paco pregunta y le dice que el único sitio para dormir es el Hotel Los maños a 3,5 de distancia. Sin perder ni un minuto llegamos a lo alto del pueblo para coger la por la carretera comarcal, justo antes de salir de Albentosa, vemos un coche parado, volvemos a preguntar si hay algún sitio para dormir, nos dice que en Albentosa no,  pero tenemos cerca una casa rural a 2 kilómetros siguiendo la vía verde, la casa se llama casa Amparin, desde nuestra posición vemos el túnel de la vía  que deberemos  cruzar para llegar a la casa rural, nos dirigimos hacia el pero decido llamar por teléfono  antes a la tal Amparin,  consigo  el  número le   llamo y cuál  fue mi  sorpresa que me dice que está todo ocupado,  volvemos unos 500 metros atrás hasta el punto de partida y comenzamos a andar por la carretera, a unos  400 metros de la salida de Albentosa.
     Nos dejamos la carretera comarcal a nuestra derecha y continuamos por la A- 252 ya es completamente de noche ha, la lluvia se ha convertido en agua nieve llevamos puestos los frontales, avanzamos por el andadero de la carretera que está bastante separado de ella convirtiendo a este en un lugar seguro para andar, finalmente a nuestra derecha vemos las luces del referido Hotel,  continuamos por la A-252  ya en zona no tan segura pues debemos avanzar por el arcén  que nos lleva a empalme con la carretera comarcal que a su vez nos llevara a cruzar la N-234 ya estamos en el Hotel los Maños, son las 18,28 de la tarde.

     Una vez preguntamos por los alojamientos y antes de descargarnos las mochilas nos hacemos unos buenos vinos para celebrar el final de esta segunda etapa, un poco atrevida, en cuanto a kilómetros, condiciones climatológicas y oscuridad, no obstante hemos llegado  2 minutos antes del tiempo previsto según mi planificación de la etapa. Planificando para el día siguiente debemos encontrar a un taxi para que nos devuelva al GR  Albentosa, sin ningún problema encontramos un taxi. (______)

3ª  ETAPA






Contador Gratis
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal