El Castillo de Ain - AVENTURA MEDITERRANEA SENDERISTA

Senderista
Pasión por la montaña
Aventura  Mediterránea
Vaya al Contenido

Menu Principal:

El Castillo de Ain

LOS GRANDES RECORRIDOS > RUTA DE LOS CASTILLOS



EL CASTILLO  DE BENALI  EN AÍN – 6º Castillo de la ruta
ENTRE EL CASTILLO DE BENALI Y PICO DE LA BATALLA

( conocido también por los nombres de Benlí, Benialí y Benyalí ).


Abandonamos Eslida, desde el Castillo,  volvemos sobre nuestros pasos  por la CV-223, en busca del cementerio, que aparece a nuestra  la izquierda, donde recuperamos el sendero  GR 36.   Siguiendo las marcas del GR, enfilamos el Barranco D´Oret. Andamos sobre  tres kilómetros salvando un desnivel de 389 metros hasta los 748, donde  llegamos al Coll de Barres,  hacemos un alto en el camino para refrescarnos bajo la sombra de un buen pino.  Justo enfrente tenemos un sendero que nos llevará al pico de la Batalla también conocido como el Benalí, de 974 de altura. Cima  emblemática para los senderistas , y  por los hechos que acontecieron en sus alrededores. Se puede acceder a él por distintas rutas, nosotros lo coronaremos en otra ocasión,  hoy   nuestro objetivo es el castillo de Benalí.

Continuamos nuestro camino por un sendero que en poco más de 800 metros nos devolverá al GR. Andamos por él uno 1.500 metros, y vemos  las indicaciones del Castillo. Accedemos a él por un sendero  muy definido , afrontando

un pronunciado desnivel, y ya vemos los restos de la fortaleza.



EL CASTILLO:
Aparece ante nosotros en lo alto de la montaña, aunque en estado muy regular, ya que el Ayuntamiento de Aín,  se ha interesado en conservar parte del recinto. Al acceder a él,  vemos la  torre redonda  del homenaje que después de varios siglos y abandono,  todavía conserva su fuerte personalidad y belleza. Castillo de tipo montano, se eleva a 626 metros  sobre el nivel del mar. De origen musulmán, se encuentra ubicado sobre una pequeña meseta, donde alberga, una  torre cuadrada albarrana que formaba parte del perímetro defensivo de la torre del homenaje,  y también, con la finalidad de proteger el recinto, su torre auxiliar tipo barbacana, restos de aljibes,  y según documentos , existía un puente levadizo sobre un foso interior.
El castillo perteneció al alcadiazgo de Eslida, después de la conquista por Jaime I formo parte del señorío de Jérica en el año 1238.  En 1369 pasó a formar parte de las propiedades de la corona.
Desde la atalaya, hacemos varias fotos, sobre todo a su paisaje. Al fondo, divisamos la población de Aín , el profundo y quebrado barranco con el Molino de Enrique y el Moli de Baix, y  también  los muchos senderos y caminos que salen de la localidad,  y que forman un precioso lienzo digno de un Van Gogh.
Abandonamos el castillo, y retomando el GR 36,  llegamos a la bonita y pintoresca localidad de:


 La población de Aín,  que significa fuente,  muy conocida por montañeros y senderistas. Pertenece a la Provincia de Castellón (  Plana Baja), de origen árabe. Accedemos a la localidad, por el entramado de calles, que giran en torno a la Iglesia de San Miguel  del Siglo XVIII, construida sobre una antigua mezquita musulmana. Durante las revueltas moriscas del siglo XVI, Aín fue centro neurálgico de la época, en el cerro de la Batalla o (pico de la Batalla) antes citado,  se hicieron fuertes los moriscos presentando una tenaz resistencia, librándose en la zona  encarnizados combates que finalmente fueron vencidos por las tropas de Gaspar de Montsoriu, que   terminó  con la expulsión de los moriscos en 1609. Si subimos a dicho pico, y prestamos atención, podemos oír el viento entre los pinos y alcornoques. Entre los laberintos de la sierra, percibimos  los embates ruidosos de las espadas cristianas golpeando los escudos moriscos, mezclados con los gritos ensordecedores , que se perdieron en la noche de los tiempos.  


Servicios en Aín.


En Aín encontramos todos los servicios que podamos necesitar. A tener en cuenta la  casa rural el Moli del Duc, un viejo molino de piedra restaurado y muy acogedor donde en otras ocasiones hemos pasado la noche.
Después de la visita al castillo y de haber callejeado por  la localidad, nos tomamos unos momentos de relax en la plaza del pueblo.

   








Contador Gratis
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal