Carjuta de Porta Coeli - AVENTURA MEDITERRANEA SENDERISTA

Senderista
Pasión por la montaña
Aventura  Mediterránea
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Carjuta de Porta Coeli

LOS GRANDES RECORRIDOS > RUTA DE LOS CASTILLOS


CARTUJA DE PORTA COELI 



Damos la Bienvenida al nuevo año 2015, con nuestra primera ruta por la Sierra Calderona.



Hoy nos encontramos  en la Comarca del Camp del Turia, iniciamos nuestra ruta desde la emblemática y ancestral Cartuja de Porta Coeli, la joya arquitectónica más desconocida del territorio Valenciano, pues su acceso es muy restringido.


Según datos recogidos, las obras comenzaron en el siglo XIII sufriendo desde entonces numerosas ampliaciones. A parte de monasterio de clausura, también sirvió para otros fines.

En la Cartuja se tradujo por primera vez la Biblia al Valenciano, desobedeciendo la prohibición de la iglesia de traducir la Biblia a una lengua romance. Fue traducida por Bonifacio Ferrer entre 1477 y 1478, hermano de San Vicente Ferrer.

Los Monjes, son autosuficientes, cultivan en sus huertos todo lo necesario para vivir. Los Monjes pertenecen a la Orden cartujana de San Bruno, tienen prohibido por su regla todo contacto con el exterior, tan sólo pueden salir por causa de fuerza mayor.

Elemento digno de mención, es su gran acueducto del siglo XV que lleva el agua a una antigua balsa donde los monjes riegan sus huertos.

Font del Marge:

La encontramos a poco de salir de la Cartuja, un pintoresco rincón donde disfruto de mi otra afición la fotografía, el sitio da para ello, punto de interés la Font de Marge, a parte de la fuente se encuentra una pequeña área recreativa.





El propósito de  esta  ruta, es combinar una serie de senderos de varias rutas, lo que podríamos llamar investigación y desarrollo de nuevas rutas, visitamos la Font del poll y nos acercamos a la Pobleta:





UN POCO DE HISTORIA 

(Artículo del  Levante) 

 (Voro Contreras)

"En este campo, silencio absoluto, sol mediterráneo, olor a flores. Parece que no ocurre nada en el mundo". Un 20 de mayo de 1937 el presidente de la República, Manuel Azaña, describía así el ambiente de la Pobleta. Por supuesto, en el mundo sí ocurrían cosas, y en España, entre otras, una Guerra Civil. Pero cuand0 uno visita un lugar como la Pobleta -en pleno corazón de la Calderona, bajo el cobijo de los riscos de Rebalsadors y muy cerca de la cartuja de Portaceli-, es fácil entender esa sensación de tranquilidad y evasión que tenía Azaña a pesar de los tiempos convulsos que le tocó vivir.

Pero la Pobleta ha sido y es mucho más que el refugio de Azaña cuando la guerra le obligó a dejar Madrid, y después Barcelona, para instalarse con su gobierno en Valencia. Este recinto -una gran casona, una ermita, corrales, caballerizas, paseos, laberintos, campos tomados por la maleza, una gran balsa de riego y un depósito de aguas de diseño modernista- fue primero un poblado moro. Hasta no hace mucho, los perros de los actuales dueños solían aparecer con grandes huesos en la boca que bien podrían haber sacado de algún enterramiento medieval.





Contador Gratis
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal